¿ CÓMO DEJAR DE DISCUTIR ?



    No se puede educar para la libertad sin enseñar a ver los límites de las cajas- las creencias- desde las cuales pensamos. La mayoría de los conflictos entre nosotros provienen de no ser conscientes de esto. Cuando alguien nos habla solemos emitir un juicio sobre la persona sin percatarnos desde dónde nos está hablando, en el fondo es algo tan absurdo e inútil como criticar a alguien por hablar su propia lengua.
     La mayoría de las discusiones son como dos personas hablando de paisajes distintos, creyendo que son el mismo, y tratando cada una de ellas de imponer su mirada a la otra: un auténtico diálogo de sordos. Si queremos realmente entender a nuestro interlocutor tenemos antes que ver desde qué creencia nos está hablando, todo el mundo hacemos una serie de “supuestos invisibles” , es decir que nos pasan desapercibidos, en nuestras argumentaciones: son los límites de nuestra “caja de pensamientos” en la que nace la opinión que estemos expresando en ese momento.  Revelar estos supuestos es todo un acto de sabiduría al que todos podemos acceder si nos entrenamos, primero aprendemos a verlos en los demás y finalmente en nosotros.

Aprender a dialogar más allá de los conflictos es algo fundamental en una  educación capaz de reconocer al otro en lo esencial.
    Querido lector, te invito a utilizar esta mirada reveladora de los “supuestos limitantes” desde los cuales todos hablamos para evitar discusiones inútiles . Puedes empezar  a practicarla contemplando un debate televisivo o radiofónico, fíjate desde que "caja" habla cada uno sin juzgar a nadie, siéntete un científico objetivo al hacerlo, tus opiniones sobre el tema tratado no deben limitarte. Es increíble lo que puedes aprender con este simple ejercicio sobre la forma en que pensamos, es convertir un tal vez aburrido debate en una apasionante investigación sobre la educación que hemos recibido y cómo nos limita. Cuando hayas ganado cierta pericia en la técnica puedes enseñar a tus hijos o alumnos a practicarla, será todo un acto pedagógico de sabiduría realizado con un simple hecho cotidiano como ver la tele.
      ¿Te imaginas un mundo en el que poder hablar sin discutir, en el sentido conflictivo de la palabra? ¿ Cómo serían tus relaciones …? Es una buena forma de cambiar el mundo …  tienes todo lo que necesitas para comenzar: conflictos por doquier ¿Te apuntas ...?



2 comentarios:

  1. Claro que me apunto! Un abrazo grande y gracias por tanta sabiduría compartida. <3

    ResponderEliminar
  2. no queda claro como encontrar los limites de la caja de la que hablas...

    ResponderEliminar